Archive for the Comunitariedad Category

ENCUENTRO INDÍGENA PENINSULAR

Posted in Autonomía y autosustentabilidad, Comunitariedad, Derechos on octubre 17, 2013 by Desde Abajo

Nosotros y nosotras, hombres y mujeres indígenas, venimos de diferentes pueblos de la península de Yucatán y del Distrito Federal, nos reunimos hoy en la comunidad maya de Hopelchén en el Estado de Campeche en el día de la “RESISTENCIA INDÍGENA” para compartir nuestras luchas, nuestros dolores y nuestra palabra de esperanza para nuestros pueblos, nos reunimos para decirle al mal gobierno que no  nos vamos a dejar ante tantas injusticias que se comenten en nombre del desarrollo de los pueblos, que no nos vamos a dejar ante el despojo de tierras, que no nos vamos a dejar ante la voracidad de las empresas que vienen a arrebatarnos la riqueza de nuestros territorios y la vida.
Nos reunimos en Hopelchén Campeche convocados por el Congreso Nacional Indígena, por la dignidad y por el espíritu que heredamos de nuestras abuelas y abuelos más antiguos, estamos aquí reunidos para compartir nuestro pensamiento representantes de las comunidades  Conhuas, Calakmul, Hopelchén, Ejido km. 120, Candelaria, Ejido Pejelagarto, Tinum,  Xkix, Suctuc, Crucero San Luis, Xkalot Akal, Xpujil del Estado de Campeche; del Estado de Yucatán: Ticul, Buctzotz, Maní, Chacsinkín y Mérida; y del Distrito Federal.
Compartimos nuestros modos de resistencia y platicamos sobre los caminos para fortalecer al Congreso Nacional Indígena, sobre las acciones que como pueblos podemos hacer para alcanzar la autonomía en los hechos con o sin reconocimiento legal, platicamos sobre cómo fortalecernos en las luchas y resistencias de los pueblos, ya que enfrentamos los mismos problemas.
Levantamos la voz para DENUNCIAR el despojo de nuestras tierras ejidales con diversas estrategias del mal gobierno y las empresas en toda la península, de cómo nuestras semillas nativas son amenazadas por las empresas transnacionales que nos la están robando y cambiando por los transgénicos que contaminan la tierra, la miel y a nuestros pueblos, DENUNCIAMOS la discriminación histórica de los pueblos mayas de la península que se traduce en la falta de reconocimiento de nuestros derechos reconocidos en la Constitución, DENUNCIAMOS que los programas emergentes que el gobierno implementa son solamente el reconocimiento de nuestra pobreza y una burla para nuestra memoria y dignidad, y que tiene como única finalidad dividirnos como pueblo, DENUNCIAMOS el hostigamiento y represión de los gobiernos Federal, Estatales y municipales en contra de los que luchamos por recuperar nuestra memoria, como es el caso de la compañera Sara López González de Candelaria Campeche por su lucha en contra de las altas tarifas eléctricas, DENUNCIAMOS la injusta prisión de los compañeros presos políticos de todo el país y en especial del Profesor Alberto Patishtan, DENUNCIAMOS el olvido y la marginación a la que estamos sometidos que se traduce en la falta de escuelas, de hospitales dignos y de medicamentos de calidad, así como la falta de caminos en buen estado para la comercialización de nuestra cosecha, DENUNCIAMOS que los intereses privados de los empresarios están por encima de las necesidades de los pueblos y que el gobierno defiende y es tiene parte de esos intereses, DENUNCIAMOS que el gobierno está realizando reformas a la Constitución con el único fin de privatizar lo que nos pertenece a todas y todos los mexicanos, DENUNCIAMOS que se está privatizando la educación, se está privatizando los recursos energéticos como el petróleo y la electricidad, con la consecuente alza de precios haciendo más grave la situación de nuestros pueblos, DENUNCIAMOS al gobierno represor de Enrique Peña Nieto y del gobernador de Campeche Fernando Ortega Bernés, DENUNCIAMOS el hostigamiento y los atropellos de la policía de Campeche a los compañeros de la comunidad de Conhuas, por su lucha en la defensa de sus derechos  territoriales y culturales.
Sabemos que lo que está pasando en la península de Yucatán es lo que está pasando en todo el país y el mundo, estamos en tiempos donde las empresas mandan según sus intereses y el gobierno obedece haciendo los cambios legislativos a la Constitución para beneficio de un grupo reducido de capitalistas.
Ante toda esta grave situación que nos afecta como pueblos indígenas de la península de Yucatán y preocupados por el futuro de nuestra vida como indígenas, nos organizamos para que nuestra voz se escuche en todos los rincones de estas tierras y

DECLARAMOS QUE:
1.    Las organizaciones y las personas que ya somos parte del Congreso Nacional Indígena (CNI) ratificamos nuestra adherencia y los que asisten a esta reunión y no forman parte del CNI por acuerdo consultarán en sus comunidades y organizaciones si se adhieren o no CNI.
2.    Lucharemos para alcanzar la autonomía alimentaria como campesinos e indígenas que somos y no venderemos nuestros productos a los empresarios, buscaremos caminos para la práctica del mercado solidario.
3.    Nos organizamos como pueblos para crear mesas informativas sobre los problemas que enfrentamos y sobre la política, además de distribuir la información que necesitamos saber sobre el tema de los derechos que todos tenemos como indígenas y que están escritos en los acuerdos de San Andrés Sakamchén de los pobres, Chiapas.
4.    Lucharemos por la autonomía de nuestros pueblos, para dejar de depender de las limosnas del  gobierno, como lo plantean los acuerdos de San Andrés Sakamchén de los pobres, Chiapas.
5.    Crear una red de comunicación entre los pueblos para mantenernos informados de las acciones que realicemos.
6.    Crearemos vínculos con otras organizaciones para compartir las experiencias y escuchar a los otros y solidarizarnos con los compañeros.
7.    Seguiremos viviendo según lo que dicen nuestros abuelos  y fortaleceremos nuestra identidad indígena.
8.    Estamos en contra de todas las reformas constitucionales en agravio de todos los mexicanos y que son parte del “Pacto por México”, que es una traición de todos los partidos políticos al todo el pueblo de México.
9.    Reiteramos nuestro apoyo a la lucha de los maestros ante los agravios que causa la reforma educativa en sus derechos laborales.
10.    Reiteramos nuestro apoyo a la comunidad de Candelaria Campeche por la lucha que sigue vigente en contra de las altas tarifas de electricidad.
11.    Ratificamos esta reunión del CNI región peninsular como un espacio donde confluyen las luchas y resistencias, donde nos solidarizamos como organizaciones y colectivos que estamos en pie de lucha, si tocan a uno nos tocan a todos.

POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS.
¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!

Congreso Nacional Indígena
Región Peninsular

Hopelchén, Campeche a 12 de Octubre de 2013

El valor de la palabra: enseñanza de nuestras abuelas y abuelos

Posted in Comunitariedad on julio 12, 2011 by Desde Abajo

Hace unos días me encontré con un amigo, que tristemente me contó que había hecho un trato verbal con un comerciante, en el que le pagaría tres mil pesos a cambio de un servicio, cuando mi amigo regreso a hacer su pago se encuentra con la sorpresa de que el monto a pagar era de diecisiete mil pesos, desde luego a favor del comerciante. Enojado le reclamó por haber roto el acuerdo, sin embargo se comprometió a cubrir la totalidad que el comerciante le exigió. En ese momento pensé ¿Qué le motivo a cumplir con algo que no había sido pactado? ¿Por qué no mejor acudir a presentar una demanda por incumplimiento de contrato? Pero olvidé que el acuerdo era verbal y que para las autoridades sino está por escrito no tiene validez ¿Cuál incumplimiento de contrato si no había nada por escrito…?

La palabra era y es muy importante en nuestra cultura, se la representa con una figura en forma de caracol o de remolino de viento surgiendo de los labios.

La palabra era y es muy importante en nuestra cultura, se la representa con una figura similar a un caracol o a un remolino de viento.

Pensando un poco más en lo sucedido, recordé que para los que somos indígenas la palabra tiene un valor importante, vale por sí misma, “dar tu palabra” decimos. Los abuelos dicen que una vez que iniciamos un camino, hay que terminarlo, aunque a la mitad del mismo nos arrepintamos, el compromiso es terminar con lo iniciado. Este valor hizo que mi amigo concluyera con el trato, el valor de la responsabilidad.  Aquella responsabilidad adquirida y no la dada.

Si este valor estuviera presente en nuestra vida diaria, ¿cómo sería nuestra sociedad? Imaginemos una sociedad en dónde todos y todas nos responsabilicemos de cumplir con nuestros compromisos, un gobierno que asuma como compromisos sus promesas de campaña, no habría necesidad de reprimir a quienes exigen los derechos si el estado además de reconocerlos los garantizara.
Cada uno y una de nosotros y nosotras, que nos relacionamos con otros y otras, que formamos parte de una sociedad adquirimos alguna responsabilidad, con nosotros mismos, con nuestra familia, con nuestra comunidad, con lo que nos rodea, pero nos hemos olvidado de esa responsabilidad, no solo de aquella que contrajimos con nuestros hermanos y hermanas, sino también con el entorno del que somos parte, con los animales y otros seres vivos con los que compartimos este espacio común que es la madre tierra.

Nuestras abuelas y abuelos comprendieron que la palabra es el espejo de nuestra existencia.

Nuestras abuelas y abuelos comprendieron que la palabra es el espejo de nuestra existencia.

Sin embargo la realidad es que este valor como muchos otros se han estado perdiendo, habrá que pensar en el tipo de sociedad que queremos y reencontrarnos con aquellos valores de nuestra cultura y que sean éstos los pilares para construir esa sociedad que buscamos para vivir en armonía.

Madre Tierra

Posted in Comunitariedad with tags on junio 25, 2011 by Desde Abajo

La tierra, desde su creación hecha por los primeros dioses, ha sido la casa y el cobijo de las montañas, los valles, los árboles, las aves, los animales grandes y pequeños guardianes del monte y del hombre. Ha sido la madre, fuente de vida para las culturas y para la humanidad porque siempre nos ha ofrecido lo que necesitamos para vivir.

En los tiempos de las primeras abuelas y abuelos existía armonía, entonces se tomaba de la madre tierra sólo lo necesario para vivir, había respeto por la vida; antes de tomar algo para satisfacer alguna necesidad básica como el alimento o cuando se pedía la protección ante las inclemencias del tiempo, siempre se pedía permiso a la madre tierra a través de las ceremonias como el ch’a’ach’ak o las primicias, había un dialogo constante entre los hombres y mujeres y naturaleza, entonces había abundancia.

Desde que el hombre comenzó a tener un pensamiento de poder, de conquista, de dominio, de rapiña y de explotación se vio en la necesidad de construir grandes ciudades, de crear industrias y un desigual sistema de producción para satisfacer así a una sociedad consumista que cada día va en aumento. Esto ha ocasionado la creación y concentración de la riqueza en unos cuantos, provocando desigualdad social y pisoteando la dignidad de las comunidad y de los pueblos. Ante la imposición de este sistema de vida, se ha visto a la naturaleza como una fuente de explotación donde todo se convierte en mercancía, sin importar la perdida de la biodiversidad, la escasez de agua, la presencia de sequias prolongadas y de huracanes que cada año se presentan con mayor intensidad.

Debemos de ser capaces de reinventar otro modo de vida, que sea armónico con la naturaleza para detener el proceso de suicidio que hemos iniciado para no desaparecer como especie humana.

Como culturas originarias de estas tierras, debemos reconciliarnos con nuestras comunidades, acercarnos a las abuelas y abuelos que están en constante lucha por defender la diversidad en las milpas, por rescatar, defender y conservar las semillas nativas, es decir, por defender la vida. De esta manera podremos aprender de la sabiduría a partir de sus vivencias y del cuidado de la naturaleza.

Nosotros como hijos de estas tierras y territorios debemos de cuidarlos, defenderlos de todos aquellos que siempre buscan la mínima oportunidad para despojarnos de nuestra madre tierra y explotar todo lo que en ella se encuentre.

Pronunciamieto del Encuentro por la Paz con Justicia y Dignidad de Candelaria

Posted in Comunitariedad with tags on junio 7, 2011 by Desde Abajo

CAMPECHE, 4 DE JUNIO DEL 2011

Candelaria acogió nuestros pasos con su rebelde tierra.

El pasado 8 de mayo el silencio del poeta Javier Sicilia hizo un llamado a todas y todos los hombres y mujeres que sufrimos la injusticia y la violencia desde hace más de cinco siglos y que hoy con más fuerza se empeña en desaparecernos, así en silencio, hombres y mujeres de  Campeche nos sumamos a la  Marcha Por la Paz con Justicia y Dignidad mientras miles de personas marchaban en todas partes de nuestro país para exigir paz; ahí reunidos vimos que era necesario mirarnos y reconocernos y decidimos encontrarnos el día 4 de junio en la ciudad de Candelaria, Campeche; donde comenzamos con una marcha para despertar la conciencia del pueblo que miraba, preguntaba y se sumaba.

 Por eso decidimos encontrarnos, dispuestos a escucharnos representantes de la sociedad civil y de las organizaciones del Frente Campesino Democrático “19 de Octubre”, Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata”, Resistencia Civil Contra las Altas Tarifas de Electricidad, Pobladores de San Antonio  Ebulá, Liga Primero de Enero, Sociedad de Estudiantes del Instituto Campechano, Consejo de Organizaciones Campesinas y Pesqueras,  Movimiento de Apoyo Popular Zapatista y del Colectivo T’oojil Xíimbal.

Considerando que la guerra encabezada por el Presidente Felipe Calderón no está reduciendo el tráfico de drogas sino destruyendo el tejido social de nuestro pueblo, que en un periodo de 5 años han muerto más de 40 mil niños, mujeres y hombres que se han quedado en medio de esta estúpida guerra, que la pobreza y la inseguridad nuestra han sido puestas como pretexto para militarizar nuestro territorio y que además nos hemos convertido en victimas constantes de la represión y el miedo, que además la causa de nuestro sufrimiento y nuestro dolor es la satisfacción desmedida de los intereses de unos cuantos que se benefician explotando todo lo que es nuestro.

Considerando que somos parte del pueblo de México y  también soñamos con que la falsa paz que hoy se asienta en la sumisión, la complicidad con la corrupción, la injusticia y la desigualdad se transforme en una paz con justicia y dignidad para todas y todos, porque queremos un país y un mundo donde quepan muchos mundos, “no todos los mundos porque hay unos hijos de puta que no merecen estar en el mundo” y donde los que manden, manden obedeciendo a su pueblo, es decir que haya democracia, libertad y justicia para todas y todos.

Escuchamos nuesto corazón, nuestra palabra y juntos emprendemos camino.

Hoy declaramos:

Que hemos decidido sumar nuestro corazón, nuestra palabra y nuestras acciones con el movimiento nacional por la paz con justicia y dignidad porque todos sufrimos los mismos dolores.

Que como sociedad civil de Campeche nos sumaremos al llamado del 10 de junio en una marcha por la paz con justicia y dignidad y marcharemos exigiendo las mismas demandas.

No a la impunidad y castigo inmediato a Eduardo Escalante y los funcionarios cómplices por el violento despojo de su tierra y desalojo que ha dejado desamparado al pueblo de San Antonio Ebula con falsas promesas desde el día 13 de agosto del 2009.

Que la muerte de Armando García y todos nuestros muertos no se quede impune, exigimos que se haga una investigación que esclarezca de inmediato su asesinato y se castigue a los responsables. Si la PGJE no puede hacerlo con seriedad por temor a represalias o incompetencia, que lo turne a otra instancia.

Atentamente:

Sociedad Civil Organizada de Campeche, por la Paz con Justicia y Dignidad

¡Armando García Vive, la Lucha Sigue!

¡No más Sangre!

¡Estamos hasta la madre!

¡Viva la sociedad civil!

Callado

Posted in Comunitariedad with tags on mayo 13, 2011 by Desde Abajo

Un hombre ha callado de sus labios y de su corazón, ha cerrado los ojos llenos de lágrimas un momento, luego ha muerto un mucho sin dejar de respirar, ha muerto de esa muerte que es la más agónica, de la que no lleva a la inexistencia para vivir sólo en la memoria de los otros, de la que llena todo de vacío, de rabia, de coraje, de indignación, de incertidumbre.

Un hombre ha callado de sus labios y de su corazón y en su silencio ha florecido la voz de los invisibles, ha callado las bellas palabras inmerecidas del mundo que ha perdido la dignidad, y las madres huérfanas de hijos han podido derramar su llanto contenido por la indiferencia… y la sangre de la muerte ha cobrado color.

Un hombre ha callado de sus labios y el silencio de los miles sin rostro ha vuelto a escucharse detrás del estambre oscuro y la mirada justa y digna.

Un hombre ha callado una vez más en nuestra sangrada historia para ser escuchado, y no ha callado sólo, con él hemos gritado silenciosamente y él con nosotros, ese hombre somos todas y todos las muertas y los muertos invisibles y todas y todos somos él, porque el dolor y la rabia nos ha matado juntos una y otra vez con lanzas de irracionalidad, balas de poder, cañones de intolerancia y bombas de injusticia y desprecio.

Unos millones de mujeres y hombres muertos hemos callado y el silencio… el silencio del alba deja ver un haz de luz en el horizonte que nos invita a vivir…

Campeche también hizo resonar el silenció en la "Marcha nacional por la paz con justicia y dignidad" el pasado 8 de mayo de 2011

El campo, la juventud, las mujeres, los hombres, los amores diferentes, los padres y las madres, los cansados y los invisibles caminamos una vez más el camino de la esperanza desde Campeche.

El grito callado de las mujeres esta presente siempre, siempre, siempre...

La sangre de nuestras hermanas y hermanos es nuestra sangre, la queremos circulando en nuestras venas alimentando la vida digna, no profanada en los suelos...

Fotografías cortesía de Selene, Colectivo Petate Arte

La fiesta de las semillas criollas

Posted in Comunitariedad with tags , on mayo 17, 2010 by Desde Abajo

La fiesta de las semillas criollas es una lucha de los pueblos indios por recuperar la memoria histórica de la que hemos sido despojados a lo largo del tiempo. Compartimos con ustedes una cápsula que describe como algunas comunidades Mayas han defendido su historia, su memoria, su identidad, su semillas de vida…

Revisando nuestro caminar

Posted in Comunitariedad with tags on enero 21, 2010 by Desde Abajo

Compañeras y compañeros de los ejidos del poniente de Bacalar Quintana Roo y de las comunidades de Hopelchen Campeche, nos dimos cita al llamado del caracol de nuestra idenetidad, en la Escuela de Agricultura Orgánica “U Yiits ka’an” de la comunidad de Maní Yucatán el sábado 5 de diciembre de 2009; la finalidad de este encuentro fue la conclusión de los cursos de la Universidad Campesina Indígena (UCI) que hemos venido construyendo entre todos en el transcurso del pasado año.


Iniciamos con el espíritu ritual de nuestros abuelos y abuelas que nos fueron guiando a construir nuestro altar y desarrollar en su entorno todas las actividades de los dos días programados de nuestro cierre; con palmeras del lugar, flores, hojas, semillas, maíz, frutos, libros, artesanías en madera, medicinas hechas con hierbas, velas, saka’ y trocitos de nuestras almas, vestimos a nuestra madre tierra; con esta elegancia festiva y ritual, el abuelo j-Men se encargó de invocar con solemnidad a los J-Yuum que sostienen el mundo; seguros por nuestra fe de la presencia de JunabK’uj y nuestros Yum, tomamos el saka’ que había sido ofrecido a nuestros abuelos y abuelas más antiguas; con esta fortaleza espiritual iniciamos los trabajos con la descripción del programa.

Nuestros hermanos que participantes en el curso de la UCI presentaron los frutos de su aprendizaje y enseñanza como fueron, un folleto sobre los derechos indígenas que contiene el artículo dos constitucional en lengua Maya y español, las carpetas del trabajos de  los niños que estan aprendiendo a escribir y leer en lengua maya, un libro sobre la fundación de la comunidad de “La Buena Fe”, micro dosis de medicina herbolaria, artesanía en madera, un periódico mural, plantas que se cultivan en viveros, una lotería maya y otras cosas más, todo en un ambiente festivo.

Después del almuerzo, nos trasladamos  al municipio de Maní; en el interior del Cenote xkabach’en, nos contaron el mito de la “konja’xnuuk”; reflexionamos sobre esta profecía que nos previene sobre la escasez del agua y las dificultades que implica. Nos trasladamos luego al convento y sentados en el piso de la explanada nos explicaron el auto de fe de Fray Diego de Landa; es quizá la expresión mas grotesca conocida del etnocidio ejercido por los líderes cristianos de ese tiempo en nuestra tierra maya.

Entrada la noche intentamos cantar y declamar poesías, luego vimos una selección de fotografías del “Encuentro anual de Teología India” que se realizó en Chiapas; el cansancio nos venció y fuimos a las hamacas sin la claridad de lo que intentamos hacer en esta última actividad.

Recibimos la nueva mañana con una reflexión amplia sobre una selección de frases que se construyeron a lo largo de las sesiones de la UCI; la intención fue revisar lo que hemos aprendido o compartido con nuestros compañeros y compañeras y las implicaciones prácticas; la participación fue muy nutrida, cada una o uno que tomaba la palabra enseñaba un rostro lleno de mensajes e imágenes de dolor, de coraje, de desilusión, de indignación; pero también de fe y esperanza de hacer nacer el otro mundo posible, si nos buscamos, nos encontramos y juntos brincamos los cercos del capitalismo neoliberal y uniformista.

El siguiente momento fue de nuestro árbol cultural dibujado en una tela; estaba seco, enfermo, lleno de hormigones, con huellas de haber sufrido el impacto de los herbicidas,  de la sequía, de los taladores de monte, de las tuzas, y amenazado por la maleza que lo hace desaparecer cada vez más. Sin embargo, apareció como un rayo de esperanza, vida de algunas de sus raíces, algunos hombres y mujeres que lo limpian de la maleza y basura, que ahuyenta los hormigones, tuzas y todo lo que lo pone en peligro y echándole agua para que pueda tener retoño. Este símil entre árbol y cultura nos enseña y recuerda lo que tenemos que hacer para recuperar nuestros valores culturales como la lengua maya, nuestros ritos, mitos y sobre todo nuestra autonomía y autodeterminación como pueblo maya.

El siguiente momento fue para hacer entrega a cada uno de los participantes un páwo’ simbólico que contenía libros y una estatuilla de Ixch’el, como reconocimiento de su aporte, fue muy emotivo, ya que pudimos constatar como nos recordó Bea en una ocasión, que la educación en las comunidades mayas debe ser a partir de las potencialidades y no de las carencias como ha hecho el sistema educativo nacional.

Con esta actividad que humedeció nuestros ojos y llenó de emoción nuestros corazones retornamos a nuestros lugares de origen, llenos de esperanzas en las nuevas oportunidades que nuestros Yuum y Junabk’uj nos ha preparado.

A %d blogueros les gusta esto: