Archive for the Complementariedad Category

Pronunciamiento

Posted in Complementariedad, Derechos on marzo 11, 2014 by Desde Abajo

8 de marzo: Día Internacional de la mujer

Luna

Pstt, Pstt… ¿alguien ahí?… ¿Alguien escucha?… ¿Alguien ha escuchado alguna vez?

De nuevo es 8 de marzo. Es 8 de marzo de nuevo y se hace necesario contar la historia. La historia debe ser contada y recontada todas las veces que sea necesario. Esta es la historia de las que han luchado, de nuestras abuelas, de nuestras madres, de nosotras mismas. La historia que vamos caminando para nuestras hijas. Pero también es justo decir que junto con estas abuelas, madres y junto a nosotras, estuvieron, han ido estando, están, hombres nuevos, de esos que al igual que las mujeres saben parir mundos mejores. Para todos nosotr@s, venga pues la memoria y el recuerdo de tantos y tantas que han luchado y luchan por la igualdad, la justicia y la paz para todas y todos.

Era la edad media y tanto mujeres como hombres vivían una era de grandes dificultades, guerras e ignorancia; pero en las sociedades de esa época, muchas mujeres servían como moneda de cambio, en el mejor de los casos, obligadas a casarse con hombres a quienes ni siquiera conocían y en el peor de ellos, siendo consideradas objetos intercambiables por bienes materiales o tomadas como botín de guerra así sin más. Otras tantas, esas que tenían el don y el desafío de saber mirar el mundo, eran condenadas, quemadas en la hoguera, maldecidas y borradas de la historia. Espera, eso pasaba hace más de mil años, pero ahora ya no ¿cierto?

Era la época de la colonización de América, y tanto para hombres como para mujeres de aquel entonces, del antiguo y el nuevo continente, eran tiempos de dificultades y guerras, de hambrunas y enfermedades; pero para las mujeres de aquel entonces no había tierras prometidas ni esperanza de una vida mejor, próspera y abundante como soñaban los colonizadores; para ellas, para las mujeres del viejo y el nuevo continente, había violencia, violación, sometimiento, menosprecio. Espera, eso pasaba hace poco más de 500 años, pero ya no pasa ahora ¿cierto?

Era la última década del siglo XVII, la Revolución Francesa sacudía las cimientes de la sociedad monárquica y mientras miles de hombres se lanzaban a la lucha pidiendo “libertad, igualdad y fraternidad”, también miles de mujeres parisienses pedían “libertad, igualdad y fraternidad”. Pero la lucha es cruel a veces y los procesos no terminan de estar listos a tiempo. No era su tiempo aún, no era nuestro tiempo dijeron. Había que estar al lado de los compañeros, apoyarlos, pero no exigir para nosotros aún nada, ya llegaría nuestro momento. La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, uno de los textos fundamentales de la Revolución Francesa, se olvidó de incluir a la mitad de la población, y cuando Olympe de Gouges redactó la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana fue acusada de traición a la revolución. Reclamar un trato igualitario hacia las mujeres en todos los ámbitos de la vida, tanto públicos como privados era algo de aquel entonces… ¿O es acaso un reclamo aún vigente?

Era el 25 de marzo de 1911, más de 140 mujeres jóvenes entre catorce y veintitrés años de edad, trabajadoras del ramo textil, la mayoría inmigrantes italianas y judías, estaban en huelga por la exigencia de una jornada laboral de 8 horas en lugar de las 14 que debían trabajar. Todas ellas murieron en el trágico incendio de la fábrica de camisas Triangle, en la ciudad de Nueva York. Los responsables de la fábrica de camisas habían cerrado todas las puertas de las escaleras y salidas, una práctica común para evitar y reprimir movimientos obreros. Pero las condiciones de las maquiladoras actuales son mejores ¿O no?

Vendrían muchos otros procesos históricos de cambio, luchas independentistas, revoluciones, movimientos, es cierto que hubo cambios en las sociedades, pero la verdad es, que a pesar de todos ellos, las mujeres hoy en día, muchas veces seguimos viviendo los mismos dolores.

Pero no es solo la mujer, sino la femineidad la que ha sido y está siendo atacada por el sistema opresor. La femineidad que es el máximo símbolo de la vida, de la Madre Tierra, está siendo constantemente humillada, devaluada, reducida, y no porque el sistema quiera aniquilarla, sino porque quiere explotarla, la necesita, pero ahí abajo, donde no es una amenaza, cautiva y sumisa.

La Madre Tierra está siendo explotada y destruida sin medida, la tierra (al igual que las mujeres) está siendo convertida en objeto, violada, desde los sistemas agroindustriales hasta los proyectos turísticos, la extracción de petróleo, la minería, los agro tóxicos, etc., por hombres y mujeres enfermos de ambición, no hay límites para ellos, siempre querrán más, porque eso es lo que dicta el pensamiento del “Éxito”, y el éxito es individual, es no mira al otro, no lo comprende ni lo contempla.

La vida, la ternura, la esperanza, la compasión, la colaboración, el amor, la fragilidad, todos rasgos tan propios de nuestra especie y de la existencia, todas estas características de la femineidad, esas raíces de todo lo humano, no solo del sexo femenino, están siendo reducidas por un sistema que en todos los ámbitos intenta controlar todo aquello que sea posible controlar, explotar, utilizar y finalmente desechar.

Nos enfrentamos a un gran sistema de pensamiento que impone, que nos obliga a competir, que valora únicamente las apariencias, aunque en el fondo esté el vacío, donde el fuerte aplasta al débil, donde vale quien tiene más poder y más dinero, aunque no tenga valores rectores de y para la vida.

Las mujeres somos el 50% de la población mundial. Hemos habitado este mundo al igual que los demás seres esperando tener una vida digna. Y una vida digna significa muchas, muchísimas cosas. Significa vivir con seguridad y sin miedo, con respeto y sin violencia, esa violencia que toma mil rostros diferentes cada día para nosotras. La violencia sistemática contra nuestros cuerpos, nuestra mente, nuestro espíritu; La negación de los derechos que inherentemente nos merecemos todos los seres humanos, simplemente por el hecho de serlo; La violencia en el hogar, muchas veces con el enemigo viviendo bajo el mismo techo y disfrazado de compañero; la trata de mujeres y niñas; la prostitución forzada; la violencia en situaciones de conflicto armado: asesinatos, violaciones sistemáticas, esclavitud sexual, embarazo forzado; la mutilación genital femenina que tienen que sufrir miles de mujeres sometidas por tradiciones que las violentan; los linchamientos establecidos por leyes injustas contra “los perjuicios a la moral”; el infanticidio femenino en sociedades donde está prohibido tener más de un hijo y se prefiere un varón; ¡EL FEMINICIDIO!

HOY POR HOY, NO EXISTE UN SOLO LUGAR SEGURO EN EL MUNDO PARA NACER MUJER.

No sabemos bien a bien cuándo empezó a ser así, pero sí sabemos que este mundo no estará cabal hasta que la desigualdad entre hombres y mujeres sea un asunto del pasado.

Hoy, queremos decir que celebramos el valor y la entrega de quienes históricamente han luchado por conseguir (incluso pagando con su vida) los derechos que hoy gozamos, pero al mismo tiempo declaramos que ¡Necesitamos urgentemente una revolución afectiva, una revolución del pensamiento y el espíritu! Porque sólo así ocurrirá una verdadera transformación social. Sólo así nacerán seres humanos (hombres y mujeres) completos y libres que dejaran atrás las relaciones de dominación violenta y desequilibrada y podrán comenzar a crear la verdadera convivencia, no solamente en la pareja y en la familia, sino en la comunidad y en la sociedad.

Este es un día que nos recuerda que queda mucho por hacer para alcanzar las condiciones necesarias para lograr una vida de convivencia armónica para mujeres y hombres; aún queda mucho por hacer para garantizar el cumplimiento de los derechos de las  mujeres, pero más que nada, nos recuerda que los atropellos, la discriminación y el olvido hacia la mujer y lo femenino no son problemas únicamente de las mujeres, sino de todo individuo comprometido con la dignidad y con la vida.

Se trata de tener por fin el valor de inventar y reinventarnos para una transformación desde lo más profundo de nuestro ser, una transformación que debe ser al mismo tiempo individual y colectiva; se trata de aprender a mirar de manera respetuosa al otro, a la otra; se trata de encontrar una manera de convivir y compartir armónicamente con todo lo vivo, con la Madre  Tierra, con el agua, con el bosque, con la existencia. Se trata pues, no solo de vivir, sino de honrar la vida.

Texto escrito a cuatro manos:

Gaviotra Dignidad y Luumil Tello

Firmado por:

Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil
Resistencia Civil en contra de las altas tarifas de la energía eléctrica
Toojil Xiimbal SC
Chanil Kaaj
Ejido Conhuas, Calakmul
El Jornalero
Km 120, Calakmul
Misioneros A.C.
Suc Tuc, Hopelchén

Fiesta de las Semillas Nativas; razones y raíces

Posted in Complementariedad on febrero 13, 2014 by Desde Abajo

FiestaSemillas

“Hacemos la feria de las semillas nativas para que un día ya no tengamos que hacer la feria de semillas” Dijo un compañero en una de las primeras reuniones de lo que hoy es la organización Ka Kuxtal, organizadora de la fiesta de semillas nativas de Hopelchén, Campeche y que este año será recibida en la comunidad de Dzibalchén, el día 11 de mayo.
Esta aseveración pareciera una contradicción, sin embargo es este el sentido profundo que motiva la fiesta, pues el objetivo es hacer llegar a los campesinos la diversidad de semillas que conforman la milpa en cada siembra del ciclo agrícola, es decir revitalizar las milpas de las comunidades mayas, en este sentido, cuando las comunidades fortalezcan sus milpas, cuando las familias mayas sean de nuevo poseedoras de sus propias semillas, ya no tendrán sentido las ferias de semillas. En Hopelchén este paso ya se comienza a andar, pues aquí no se trata ya de ofertar las semillas en una feria, sino de festejar la vida de la comunidad, la milpa y las semillas en una fiesta, es por eso que aquí se le llama “Fiesta de las Semillas Nativas”, en donde lo que convoca son las semillas, pero lo importante es la relación comunitaria con el maíz, sustento de nuestra vida.
Las Ferias y Fiesta de semillas se llevaran a cabo en los tres estados de la península de Yucatán, en donde como pueblo maya andamos nuestros pasos, en los meses de abril y mayo, víspera de las siembras de este ciclo agrícola, estos encuentros son; no solo espacio de intercambio y acceso a las semillas de la milpa, sino encuentros en donde se comparte la realidad de las distintas regiones y los modos de resistencia del pueblo, desde el modo más sutil y trascendental que tenemos como pueblo; la milpa. La resistencia desde la siembra de semillas propias, con técnicas en las que los abuelos son los mejores asesores, la resistencia desde el manejo del tiempo, el clima y el espacio; la milpa, la que nos asegura que permaneceremos como pueblo sí no olvidamos que lo más importante, no es el precio del maíz, sino lo que significa para nosotros los que somos mayas, la resistencia de seguir siendo pueblo.
En este contexto estos eventos son la antesala de la rebeldía, la rebeldía a un sistema agroalimentario que busca imponer sus  técnicas de producción industrial, sus semillas patentadas, sus fertilizantes y herbicidas químicos, su modo de extracción del agua, su falta de respeto por el suelo, la piel de la madre tierra. Después de estar en la fiesta de las semillas nativas, los campesinos regresan a sus comunidades y en abierta rebeldía a ese sistema, siembran sus semillas propias, con sus técnicas propias y su sabiduría heredada, en este sentido, la Fiesta de las Semillas Nativas se convierten en la demostración pública de una posición política, de abajo, anticapitalista, antisistémica.
Por otra parte, estos encuentros también son para recordar la importancia de la relación de respeto con Dios Papá-Mamá, para hacer practica y compromiso con las ceremonias que cobijan a la milpa, las ceremonias que son la relación de respeto con lo que nos rodea, un respeto reciproco, si respetamos seremos respetados, un respeto que es comunidad, en donde la naturaleza es también parte de esta comunidad, en estas ferias y fiesta de las semillas regresamos a la parte más profunda de nuestro corazón rebelde, en el que después de más 520 años seguimos realizando las ceremonias por las que los invasores nos persiguieron tanto y en algunos casos lo siguen haciendo, aquí la ceremonia maya no es protocolo, es vivencia.
Al inicio de las fiestas de semilla se realiza la ceremonia para pedir a los cuatro puntos cardinales que estas cumplan con su función de generar vida, es al mismo tiempo un compromiso de que se le darán los cuidados necesarios para que así sea y como cada ciclo que se inicia hay que cerrarlo, esta ceremonia nos lleva al cha’achak para pedir la lluvia, al sakab para pedir permisos y por ultimo al uajicool para agradecer por las cosechas, un ciclo de convivencia con la comunidad y con el creador, se recuerda en este evento la importancia de no alejarnos de nuestra espiritualidad maya, de mantener viva la relación de respeto con el creador y formador.
Cuando se intercambia una semilla, no solo se intercambia el grano, sino se va con ella un pedacito de la vida del campesino que la cultivo, pues con ella se lleva la sabiduría sobre cuando se siembra, en qué tipo de suelo, si requiere mucha o poca lluvia, si hay que poner la semilla en una posición particular o bien si para sembrarla tiene algún “secreto”, esos que solo se dicen a quien se tiene certeza de que sembrara la semilla, esto es también un intercambio técnico, productivo, pues al final es la comida y si hay suficiente comida, hay vida en abundancia.
La resistencia como posición política, la vivencia de la espiritualidad, y la sabiduría de la producción, estas son las tres piedras que avivan el fuego en los corazones de quienes organizan la Fiesta de Semillas Nativas en Hopelchén, estas tres piedras sostienen el comal para hacer las tortillas de la vida como pueblo. Debemos, a tiempo, recordar estas raíces, para que nuestros ojos miren otra vez que no tenemos por qué ponerle precio a algo que pertenece a todos, que no podemos poner precio cuando lo importante es mantener la vida de la milpa, porque la vida del pueblo no tiene precio, mucho menos cuando los que tenemos que pagar somos nosotros mismos.

5ta Feria de las Semillas Nativas

Posted in Complementariedad on abril 24, 2012 by Desde Abajo

“LA MILPA, LUGAR DONDE NACE LA VIDA”

La milpa es un tejido integral de relaciones, con la naturaleza, con la madre tierra, con la familia y ahí se encuentra también nuestra relación con Dios. La milpa es nuestra fuente de alimento, nuestra fuente de vida, por esta razón es que seguimos insistiendo en que la fortaleza de nuestras comunidades mayas será siempre la milpa, ese espacio de donde hemos tomado nuestros alimentos durante miles de años, ese espacio diseñado por nuestras abuelas y abuelos para el sustento y trascendencia de nuestro pueblo.

El principio de la milpa son las semillas, en la más variada diversidad, la milpa recibe a todas las semillas en su seno porque de todas ellas dependen nuestras familias, aunque siempre será el principal representante de este espacio el MAÍZ pues este grano eligieron los primeros creadores y formadores para hacer a la humanidad y nos toca a los hombres y mujeres de maíz mantener este equilibrio en el que fuimos creados.

Ahora para los que creemos en la maravilla de la milpa, en la necesidad de las semillas y que fuimos creados de maíz, la lucha es difícil, pues luchamos contra la apatía de muchos que están abandonando la milpa por el monocultivo y se olvidan de la diversidad, luchamos contra el olvido de diversidad, las semillas nativas que se están desplazando por las semillas hibridas o peor aún, por las semillas transgénicas.

Por esta razón y para cultivar la esperanza de que un mundo de vida buena es posible, la organización indígena:

INVITA

EL DOMINGO 6 DE MAYO

A LA 5ª FERIA DE SEMILLAS NATIVAS

EN XCALOT AKAL, HOPELCHEN, CAMPECHE

La feria dará inicio a partir de las 9 de la mañana y la intención será que todos y todas aquellas productoras que cuenten con semillas nativas puedan exponerlas para intercambiarlas o venderlas a precio justo.

El programa:

  • Registro de participantes y semillas

  • Ceremonia de bendición de las semillas

  • Explicación del sentido de la feria e importancia de la milpa

  • Afectación de los transgénicos a la zona de Hopelchén (realidad y acciones)

  • Momento cultural

  • Intercambio y venta de semillas

  • Comida

Los invitamos a todos y todas con el corazón lleno de esperanza en que este sea un espacio de convivencia y de construcción de un mundo mejor mejor…

Hombres y mujeres que defienden la vida

Posted in Complementariedad with tags on julio 1, 2011 by Desde Abajo

En la sociedad actual ser hombre o mujer se reduce a ser “sexy” (según el estereotipo televisivo), tener un cuerpo escultural, un rostro de ensueño, muslos torneados, abdomen de acero, glúteos y senos redondeados; una imagen que se “venda”, para obtener dinero, popularidad y poder, esto les permite a hombres y mujeres estar en las listas de las fiestas para “Very Important People” (VIP), y recientemente incluso es la estrategia de las campañas políticas que mejor acumulación de votos genera, es la mejor manera para ser alguien famoso o famosa en la televisión; en resumen: es el as bajo la manga del sistema actual.

 Sin duda los medios masivos de comunicación se encargan de formar, pulir y promover dicha imagen “ideal” de ser hombre o mujer. Cuanto mas se repiten los nombres y las imágenes de dichos seres perfectos, éstos se van enraizando en nuestras mentes hasta llegar a ser objetos de nuestros sueños, creemos sentirnos cobijad@s y abrazad@s por sus brazos ilusorios, nos enamoramos de artefactos inútiles que prometen la eterna juventud, totalmente esclav@s de la publicidad nos dejamos caer en sus redes como si de la narrativa apasionada de un partido de fútbol se tratase: se acerca, se deja acariciar, se deja besar y ahora solo falta votar, perdón… tirar el gol.

Hipnotizad@s ya por ese “baile” caemos en la casill, perdón… en sus brazos. Pero ¡Aguas! mientras ese trance hipnótico novelesco pasa, en la realidad cosas diferentes suceden en dos polos: por un lado despojo de la identidad, empobrecimiento de la mayoría, desigualdad, discriminación de lo diferente, imposición de los estereotipos homogeneizadores, búsqueda del poder a costa de todo, guerras en favor de la muerte y por otro lado movimientos que defienden la vida y que están hasta la madre de asesinatos de inocentes, mujeres y hombres que se humanizan, solidarizan y resisten, pueblos indígenas que luchan, con todo lo que ese termino implica, por sus comunidades, por conservar sus tradiciones y su vida, por no ser aplastados por un sistema que esta siendo cada vez mas destructivo, gente sola que busca en otras coincidencias que transformen este mundo que parece caminar sin rumbo y así darle sentido a la realidad.

Ahí hay hombres y mujeres que luchan más allá de la imagen que son populares en los medios masivos de comunicación, pero no por vender unos glúteos redondos y apetitosos, sino por ser “las piedras en el zapato del sistema”, los que ostentan el poder lo que hacen con ellos y ellas es promover su popularidad, pero no para que sean protagonistas de telenovelas o candidatos de algún partido, sino para ser perseguidos por sus ideales de justicia y por consiguiente convertirlos en los violentos, los irreverentes, los criminales… y perseguirlos, acosarlos, torturarlos y matarlos. Varios de los 40 mil muertos o “daños colaterales” de la actual guerra de Calderón son parte de estos hombres y mujeres que luchan por mejores salarios, por darle de comer a su familia, por reclamar que están hartos de tanta muerte, por exigir que la vida sea respetada, por defender la naturaleza, su cultura, su cosmovisión.

Actualmente ser hombre o mujer que defiende la vida y no la imagen significa un crimen para quienes defienden el sistema de muerte que nos rige actualmente, donde las personas son vistas como objetos desechables o como soldaditos de plomo propiedad de los que juegan a ser dioses, pero de eso estamos hart@s pues somos personas que reflexionamos, sentimos, vivimos y nos dolemos y queremos decir que estamos vivos y que queremos seguir luchando por la vida como mujeres y hombres dignos y dignas.

Femineidad por encima de femin-ismos

Posted in Complementariedad on enero 14, 2009 by Desde Abajo

abajo

Habíamos gente de todas partes del mundo soñando con un mundo mejor, todos esperábamos impacientes escuchar las palabras de las mujeres y los hombres zapatistas que a lo largo de 25 años han construido con su propia sangre sus comunidades autónomas, que a pesar de dificultades, intimidación y persecución, mantienen como un ejemplo de lo que es posible más allá de los sueños.

Todos los que estábamos ahí en San Cristóbal de las Casas acudimos al llamado del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) al “Primer Festival de la Digna Rabia”.

Muchas personas expusieron sus pensamientos, y su manera de ver como es que hay que empezar a construir ese mundo mejor, pero no solo mejor para quien lo piensa, sino mejor para todos, para que nadie sea más o tenga más, ni menos, sino para que seamos respetados por igual aunque todos somos diferentes, y donde todos tenemos que dar un poco de nuestro esfuerzo para que sea posible.

Una de las palabras que más resonaron en mi pensamiento y mi corazón fueron las expresadas en la mesa de mujeres (será porque mi genero y mi corazón son inevitablemente femeninos).

Entre las cosas que se escuchaban era que las mujeres debemos empezar a darnos cuenta de nuestro valor, decían: “Exigimos a todos los hombres del mundo que nos respeten…porque un México sin mujeres no sería México y un mundo sin mujeres tampoco sería mundo”, porque las mujeres somos parte del mundo al igual que los hombres, al igual que los animales, al igual que la naturaleza, entonces cada uno de nosotros que somos parte del mundo merecemos respeto, por eso no debemos pensar que “la mujer no sirve”, como piensa el gobierno, el ejército y la policía que encarcelaron, violaron y ultrajaron a Mariana Selvas y a muchas otras mujeres por decir que quieren un mundo mejor, o como piensan los maridos que golpean y matan a sus mujeres porque no les sirven la comida a tiempo. También decían que para que podamos construir cualquier cosa tenemos que hacerlo entre todos o sea entre hombres y mujeres sin que uno quiera ser más que el otro, sino por igual y a la par, y que para lograr el respeto de las mujeres también tenemos que luchar por el respeto de los hombres, y que la manera mejor de hacer las cosas es poniéndonos de acuerdo y respetando nuestros acuerdos, entre hombre y mujer.

Estas palabras resuenan aún hoy en mi cabeza, y entonces entiendo por qué nunca me había gustado la palabra “feminismo”, seguramente por ese “ismo” al final, que en mis oídos suena como una secta en la que las mujeres buscan ser quien manda y vengarse de las injusticias de las que hemos sido presa, en manos de los varones, las religiones o el Estado a lo largo de la historia; en esta secta para tener una pareja se habría que evitar toda emoción que pueda mostrar ternura, tendríamos que dejar nuestras características femeninas y adoptar las masculinas para poder ser respetadas (¡qué paradoja!). Así es como empecé a pensar que las feministas en realidad son mujeres machistas.

Pero en el “Primer Festival de la Digna Rabia”  este tipo de femineidad, o sea lo femenino, hizo un llamado, no solamente a mi corazón y a mi pensamiento, sino al de todas las mujeres del mundo, y nos dijo: vamos, todas a reforzar nuestra identidad femenina sin someternos a nadie, hagamos todas nuestra lucha siendo nosotras mismas, cumplamos con nuestro encargo en el mundo como constructoras de un mundo mejor para todas y todos, vamos hoy, todas sin miedo a luchar por un mejor mañana para nuestras hijas e hijos…

A la Patria

Posted in Complementariedad on agosto 31, 2008 by Desde Abajo

Venimos a preguntarle a la patria, a nuestra patria,

¿por qué nos dejó ahí tantos y tantos años?

¿Por qué nos dejó ahí con tantas muertes?

Y queremos preguntarle otra vez, a través de ustedes,

¿por qué es necesario matar y morir para que ustedes,

y a través de ustedes, todo el mundo, escuchen a Ramona

-que está aquí- decir cosas tan terribles como que las mujeres

indígenas quieren vivir, quieren estudiar, quieren hospitales,

quieren medicinas, quieren escuelas, quieren alimentos,

quieren respeto, quieren justicia, quieren dignidad?

Sub Marcos

Dignidad que es Mujer

Posted in Complementariedad on agosto 23, 2008 by Desde Abajo

Ser que influye en su propio

destino, que construye y

transforma en cada paso su

camino, ser que se mira hacia

adentro y se reconoce en tod@s

l@s excluid@s, l@s olvidad@s de

todos y mira una promesa, una

esperanza y la realiza con su

existencia…

Por: Laili Lu’umil

A %d blogueros les gusta esto: