Archivo para junio, 2011

Madre Tierra

Posted in Comunitariedad with tags on junio 25, 2011 by Desde Abajo

La tierra, desde su creación hecha por los primeros dioses, ha sido la casa y el cobijo de las montañas, los valles, los árboles, las aves, los animales grandes y pequeños guardianes del monte y del hombre. Ha sido la madre, fuente de vida para las culturas y para la humanidad porque siempre nos ha ofrecido lo que necesitamos para vivir.

En los tiempos de las primeras abuelas y abuelos existía armonía, entonces se tomaba de la madre tierra sólo lo necesario para vivir, había respeto por la vida; antes de tomar algo para satisfacer alguna necesidad básica como el alimento o cuando se pedía la protección ante las inclemencias del tiempo, siempre se pedía permiso a la madre tierra a través de las ceremonias como el ch’a’ach’ak o las primicias, había un dialogo constante entre los hombres y mujeres y naturaleza, entonces había abundancia.

Desde que el hombre comenzó a tener un pensamiento de poder, de conquista, de dominio, de rapiña y de explotación se vio en la necesidad de construir grandes ciudades, de crear industrias y un desigual sistema de producción para satisfacer así a una sociedad consumista que cada día va en aumento. Esto ha ocasionado la creación y concentración de la riqueza en unos cuantos, provocando desigualdad social y pisoteando la dignidad de las comunidad y de los pueblos. Ante la imposición de este sistema de vida, se ha visto a la naturaleza como una fuente de explotación donde todo se convierte en mercancía, sin importar la perdida de la biodiversidad, la escasez de agua, la presencia de sequias prolongadas y de huracanes que cada año se presentan con mayor intensidad.

Debemos de ser capaces de reinventar otro modo de vida, que sea armónico con la naturaleza para detener el proceso de suicidio que hemos iniciado para no desaparecer como especie humana.

Como culturas originarias de estas tierras, debemos reconciliarnos con nuestras comunidades, acercarnos a las abuelas y abuelos que están en constante lucha por defender la diversidad en las milpas, por rescatar, defender y conservar las semillas nativas, es decir, por defender la vida. De esta manera podremos aprender de la sabiduría a partir de sus vivencias y del cuidado de la naturaleza.

Nosotros como hijos de estas tierras y territorios debemos de cuidarlos, defenderlos de todos aquellos que siempre buscan la mínima oportunidad para despojarnos de nuestra madre tierra y explotar todo lo que en ella se encuentre.

Luchar por la vida o permitir la muerte

Posted in Derechos with tags on junio 16, 2011 by Desde Abajo

“La situación del país ya no es una cuestión de izquierdas o derechas,

esto ha rebasado las ideologías, ahora se trata de defender la vida”

J. Sicilia.

Desde que las primeras células nacieron sobre la faz de esta tierra encontraron la manera de reproducirse para preservarse,  luego las múltiples estrategias que los seres vivos han encontrado para sobrevivir, para reproducirse, para adaptarse, para no morir, esa ha sido la lucha decisiva en la historia del mundo, ya no hablemos de civilizaciones ni culturas, la historia de este planeta ha girado en torno a mantener la vida.

Eso significa que en cada ser vivo hay algo, un “no sé qué”,  que nos entusiasma a mantenernos aquí, sin importar la situación económica mundial, el calentamiento global o si estamos en la cuarta guerra mundial. No importa nada cuando de mantenernos aquí se trata, se lucha -y la palabra no queda corta- para que nosotros de manera individual, en nuestra familia sanguínea o la no sanguínea, en nuestro pueblo e incluso en nuestra especie no nos quedemos fuera de la “selección natural”, pero quizá  en nosotros los seres humanos ese impulso interior por vivir ha sido aun más fuerte que en cualquier otro ser vivo en el tiempo que llevamos sobre la tierra, tan es así que hemos llegado a ser la especie dominante del planeta.

Esta parece ser una premisa incuestionable, sin embargo, es falsa o al menos lo es ahora, los seres humanos quizá estamos perdiendo ese impulso, pues nadie que quiera vida atenta contra ella o se queda sin hacer nada por defenderla.  Y al parecer es en esta condición en la que nos encontramos, la contaminación ambiental no es una amenaza externa, nosotros la provocamos, las guerras no son una amenaza externa, nosotros las provocamos, el hambre no es una amenaza externa, nosotros la provocamos, la desigualdad no lo es, la pobreza no lo es, la violencia no lo es, nosotros provocamos todo esto.

Así estamos hoy en el mundo, en el país, en nuestros lugares donde el caminar no se detiene, estamos siendo quizá quienes destruyen la vida o quienes observan cómo se destruye.

Acaso somos quienes con sentimiento de impotencia se duelen de la muerte que ronda campante nuestros lares, o quizá, solo quizá somos quienes en la oscuridad luchan- y la palabra no queda corta- por mantener la vida, porque a pesar de todo, la vida lucha, ya  no los seres humanos sino la vida por si misma lucha por mantenerse. ¿Nosotros que le diremos? Nosotros los guardianes, los hombres y mujeres de maíz ¿Qué responderemos cuando la vida nueva nos pregunte por la vida buena?

Estamos a punto de responder y de repente levantamos la mirada y podemos observar que aun muy pocos, es cierto, pero aun hay quienes luchan contra la muerte, ahí tenemos la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, ahí están los compañeros Zapatistas, ahí están los hombres y mujeres organizad@s para defender la vida, ya no para defender un partido político, no para defender una izquierda o una derecha, una ideología u otra, sino la vida. Ahora se trata de elegir entre permitir la muerte provocada por quienes con ambición asesina, ostentan el poder, dirigen empresas y mantienen sistemas que requieren de sangre para poder mantenerse u organizarnos para resistir, para luchar, para rebelarnos por mantener la vida y denunciar y condenar a  quienes tienen la muerte por bandera.

Pronunciamieto del Encuentro por la Paz con Justicia y Dignidad de Candelaria

Posted in Comunitariedad with tags on junio 7, 2011 by Desde Abajo

CAMPECHE, 4 DE JUNIO DEL 2011

Candelaria acogió nuestros pasos con su rebelde tierra.

El pasado 8 de mayo el silencio del poeta Javier Sicilia hizo un llamado a todas y todos los hombres y mujeres que sufrimos la injusticia y la violencia desde hace más de cinco siglos y que hoy con más fuerza se empeña en desaparecernos, así en silencio, hombres y mujeres de  Campeche nos sumamos a la  Marcha Por la Paz con Justicia y Dignidad mientras miles de personas marchaban en todas partes de nuestro país para exigir paz; ahí reunidos vimos que era necesario mirarnos y reconocernos y decidimos encontrarnos el día 4 de junio en la ciudad de Candelaria, Campeche; donde comenzamos con una marcha para despertar la conciencia del pueblo que miraba, preguntaba y se sumaba.

 Por eso decidimos encontrarnos, dispuestos a escucharnos representantes de la sociedad civil y de las organizaciones del Frente Campesino Democrático “19 de Octubre”, Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata”, Resistencia Civil Contra las Altas Tarifas de Electricidad, Pobladores de San Antonio  Ebulá, Liga Primero de Enero, Sociedad de Estudiantes del Instituto Campechano, Consejo de Organizaciones Campesinas y Pesqueras,  Movimiento de Apoyo Popular Zapatista y del Colectivo T’oojil Xíimbal.

Considerando que la guerra encabezada por el Presidente Felipe Calderón no está reduciendo el tráfico de drogas sino destruyendo el tejido social de nuestro pueblo, que en un periodo de 5 años han muerto más de 40 mil niños, mujeres y hombres que se han quedado en medio de esta estúpida guerra, que la pobreza y la inseguridad nuestra han sido puestas como pretexto para militarizar nuestro territorio y que además nos hemos convertido en victimas constantes de la represión y el miedo, que además la causa de nuestro sufrimiento y nuestro dolor es la satisfacción desmedida de los intereses de unos cuantos que se benefician explotando todo lo que es nuestro.

Considerando que somos parte del pueblo de México y  también soñamos con que la falsa paz que hoy se asienta en la sumisión, la complicidad con la corrupción, la injusticia y la desigualdad se transforme en una paz con justicia y dignidad para todas y todos, porque queremos un país y un mundo donde quepan muchos mundos, “no todos los mundos porque hay unos hijos de puta que no merecen estar en el mundo” y donde los que manden, manden obedeciendo a su pueblo, es decir que haya democracia, libertad y justicia para todas y todos.

Escuchamos nuesto corazón, nuestra palabra y juntos emprendemos camino.

Hoy declaramos:

Que hemos decidido sumar nuestro corazón, nuestra palabra y nuestras acciones con el movimiento nacional por la paz con justicia y dignidad porque todos sufrimos los mismos dolores.

Que como sociedad civil de Campeche nos sumaremos al llamado del 10 de junio en una marcha por la paz con justicia y dignidad y marcharemos exigiendo las mismas demandas.

No a la impunidad y castigo inmediato a Eduardo Escalante y los funcionarios cómplices por el violento despojo de su tierra y desalojo que ha dejado desamparado al pueblo de San Antonio Ebula con falsas promesas desde el día 13 de agosto del 2009.

Que la muerte de Armando García y todos nuestros muertos no se quede impune, exigimos que se haga una investigación que esclarezca de inmediato su asesinato y se castigue a los responsables. Si la PGJE no puede hacerlo con seriedad por temor a represalias o incompetencia, que lo turne a otra instancia.

Atentamente:

Sociedad Civil Organizada de Campeche, por la Paz con Justicia y Dignidad

¡Armando García Vive, la Lucha Sigue!

¡No más Sangre!

¡Estamos hasta la madre!

¡Viva la sociedad civil!

A %d blogueros les gusta esto: