Pronunciamiento

Posted in Complementariedad, Derechos on marzo 11, 2014 by Desde Abajo

8 de marzo: Día Internacional de la mujer

Luna

Pstt, Pstt… ¿alguien ahí?… ¿Alguien escucha?… ¿Alguien ha escuchado alguna vez?

De nuevo es 8 de marzo. Es 8 de marzo de nuevo y se hace necesario contar la historia. La historia debe ser contada y recontada todas las veces que sea necesario. Esta es la historia de las que han luchado, de nuestras abuelas, de nuestras madres, de nosotras mismas. La historia que vamos caminando para nuestras hijas. Pero también es justo decir que junto con estas abuelas, madres y junto a nosotras, estuvieron, han ido estando, están, hombres nuevos, de esos que al igual que las mujeres saben parir mundos mejores. Para todos nosotr@s, venga pues la memoria y el recuerdo de tantos y tantas que han luchado y luchan por la igualdad, la justicia y la paz para todas y todos.

Era la edad media y tanto mujeres como hombres vivían una era de grandes dificultades, guerras e ignorancia; pero en las sociedades de esa época, muchas mujeres servían como moneda de cambio, en el mejor de los casos, obligadas a casarse con hombres a quienes ni siquiera conocían y en el peor de ellos, siendo consideradas objetos intercambiables por bienes materiales o tomadas como botín de guerra así sin más. Otras tantas, esas que tenían el don y el desafío de saber mirar el mundo, eran condenadas, quemadas en la hoguera, maldecidas y borradas de la historia. Espera, eso pasaba hace más de mil años, pero ahora ya no ¿cierto?

Era la época de la colonización de América, y tanto para hombres como para mujeres de aquel entonces, del antiguo y el nuevo continente, eran tiempos de dificultades y guerras, de hambrunas y enfermedades; pero para las mujeres de aquel entonces no había tierras prometidas ni esperanza de una vida mejor, próspera y abundante como soñaban los colonizadores; para ellas, para las mujeres del viejo y el nuevo continente, había violencia, violación, sometimiento, menosprecio. Espera, eso pasaba hace poco más de 500 años, pero ya no pasa ahora ¿cierto?

Era la última década del siglo XVII, la Revolución Francesa sacudía las cimientes de la sociedad monárquica y mientras miles de hombres se lanzaban a la lucha pidiendo “libertad, igualdad y fraternidad”, también miles de mujeres parisienses pedían “libertad, igualdad y fraternidad”. Pero la lucha es cruel a veces y los procesos no terminan de estar listos a tiempo. No era su tiempo aún, no era nuestro tiempo dijeron. Había que estar al lado de los compañeros, apoyarlos, pero no exigir para nosotros aún nada, ya llegaría nuestro momento. La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, uno de los textos fundamentales de la Revolución Francesa, se olvidó de incluir a la mitad de la población, y cuando Olympe de Gouges redactó la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana fue acusada de traición a la revolución. Reclamar un trato igualitario hacia las mujeres en todos los ámbitos de la vida, tanto públicos como privados era algo de aquel entonces… ¿O es acaso un reclamo aún vigente?

Era el 25 de marzo de 1911, más de 140 mujeres jóvenes entre catorce y veintitrés años de edad, trabajadoras del ramo textil, la mayoría inmigrantes italianas y judías, estaban en huelga por la exigencia de una jornada laboral de 8 horas en lugar de las 14 que debían trabajar. Todas ellas murieron en el trágico incendio de la fábrica de camisas Triangle, en la ciudad de Nueva York. Los responsables de la fábrica de camisas habían cerrado todas las puertas de las escaleras y salidas, una práctica común para evitar y reprimir movimientos obreros. Pero las condiciones de las maquiladoras actuales son mejores ¿O no?

Vendrían muchos otros procesos históricos de cambio, luchas independentistas, revoluciones, movimientos, es cierto que hubo cambios en las sociedades, pero la verdad es, que a pesar de todos ellos, las mujeres hoy en día, muchas veces seguimos viviendo los mismos dolores.

Pero no es solo la mujer, sino la femineidad la que ha sido y está siendo atacada por el sistema opresor. La femineidad que es el máximo símbolo de la vida, de la Madre Tierra, está siendo constantemente humillada, devaluada, reducida, y no porque el sistema quiera aniquilarla, sino porque quiere explotarla, la necesita, pero ahí abajo, donde no es una amenaza, cautiva y sumisa.

La Madre Tierra está siendo explotada y destruida sin medida, la tierra (al igual que las mujeres) está siendo convertida en objeto, violada, desde los sistemas agroindustriales hasta los proyectos turísticos, la extracción de petróleo, la minería, los agro tóxicos, etc., por hombres y mujeres enfermos de ambición, no hay límites para ellos, siempre querrán más, porque eso es lo que dicta el pensamiento del “Éxito”, y el éxito es individual, es no mira al otro, no lo comprende ni lo contempla.

La vida, la ternura, la esperanza, la compasión, la colaboración, el amor, la fragilidad, todos rasgos tan propios de nuestra especie y de la existencia, todas estas características de la femineidad, esas raíces de todo lo humano, no solo del sexo femenino, están siendo reducidas por un sistema que en todos los ámbitos intenta controlar todo aquello que sea posible controlar, explotar, utilizar y finalmente desechar.

Nos enfrentamos a un gran sistema de pensamiento que impone, que nos obliga a competir, que valora únicamente las apariencias, aunque en el fondo esté el vacío, donde el fuerte aplasta al débil, donde vale quien tiene más poder y más dinero, aunque no tenga valores rectores de y para la vida.

Las mujeres somos el 50% de la población mundial. Hemos habitado este mundo al igual que los demás seres esperando tener una vida digna. Y una vida digna significa muchas, muchísimas cosas. Significa vivir con seguridad y sin miedo, con respeto y sin violencia, esa violencia que toma mil rostros diferentes cada día para nosotras. La violencia sistemática contra nuestros cuerpos, nuestra mente, nuestro espíritu; La negación de los derechos que inherentemente nos merecemos todos los seres humanos, simplemente por el hecho de serlo; La violencia en el hogar, muchas veces con el enemigo viviendo bajo el mismo techo y disfrazado de compañero; la trata de mujeres y niñas; la prostitución forzada; la violencia en situaciones de conflicto armado: asesinatos, violaciones sistemáticas, esclavitud sexual, embarazo forzado; la mutilación genital femenina que tienen que sufrir miles de mujeres sometidas por tradiciones que las violentan; los linchamientos establecidos por leyes injustas contra “los perjuicios a la moral”; el infanticidio femenino en sociedades donde está prohibido tener más de un hijo y se prefiere un varón; ¡EL FEMINICIDIO!

HOY POR HOY, NO EXISTE UN SOLO LUGAR SEGURO EN EL MUNDO PARA NACER MUJER.

No sabemos bien a bien cuándo empezó a ser así, pero sí sabemos que este mundo no estará cabal hasta que la desigualdad entre hombres y mujeres sea un asunto del pasado.

Hoy, queremos decir que celebramos el valor y la entrega de quienes históricamente han luchado por conseguir (incluso pagando con su vida) los derechos que hoy gozamos, pero al mismo tiempo declaramos que ¡Necesitamos urgentemente una revolución afectiva, una revolución del pensamiento y el espíritu! Porque sólo así ocurrirá una verdadera transformación social. Sólo así nacerán seres humanos (hombres y mujeres) completos y libres que dejaran atrás las relaciones de dominación violenta y desequilibrada y podrán comenzar a crear la verdadera convivencia, no solamente en la pareja y en la familia, sino en la comunidad y en la sociedad.

Este es un día que nos recuerda que queda mucho por hacer para alcanzar las condiciones necesarias para lograr una vida de convivencia armónica para mujeres y hombres; aún queda mucho por hacer para garantizar el cumplimiento de los derechos de las  mujeres, pero más que nada, nos recuerda que los atropellos, la discriminación y el olvido hacia la mujer y lo femenino no son problemas únicamente de las mujeres, sino de todo individuo comprometido con la dignidad y con la vida.

Se trata de tener por fin el valor de inventar y reinventarnos para una transformación desde lo más profundo de nuestro ser, una transformación que debe ser al mismo tiempo individual y colectiva; se trata de aprender a mirar de manera respetuosa al otro, a la otra; se trata de encontrar una manera de convivir y compartir armónicamente con todo lo vivo, con la Madre  Tierra, con el agua, con el bosque, con la existencia. Se trata pues, no solo de vivir, sino de honrar la vida.

Texto escrito a cuatro manos:

Gaviotra Dignidad y Luumil Tello

Firmado por:

Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil
Resistencia Civil en contra de las altas tarifas de la energía eléctrica
Toojil Xiimbal SC
Chanil Kaaj
Ejido Conhuas, Calakmul
El Jornalero
Km 120, Calakmul
Misioneros A.C.
Suc Tuc, Hopelchén

Fiesta de las Semillas Nativas; razones y raíces

Posted in Complementariedad on febrero 13, 2014 by Desde Abajo

FiestaSemillas

“Hacemos la feria de las semillas nativas para que un día ya no tengamos que hacer la feria de semillas” Dijo un compañero en una de las primeras reuniones de lo que hoy es la organización Ka Kuxtal, organizadora de la fiesta de semillas nativas de Hopelchén, Campeche y que este año será recibida en la comunidad de Dzibalchén, el día 11 de mayo.
Esta aseveración pareciera una contradicción, sin embargo es este el sentido profundo que motiva la fiesta, pues el objetivo es hacer llegar a los campesinos la diversidad de semillas que conforman la milpa en cada siembra del ciclo agrícola, es decir revitalizar las milpas de las comunidades mayas, en este sentido, cuando las comunidades fortalezcan sus milpas, cuando las familias mayas sean de nuevo poseedoras de sus propias semillas, ya no tendrán sentido las ferias de semillas. En Hopelchén este paso ya se comienza a andar, pues aquí no se trata ya de ofertar las semillas en una feria, sino de festejar la vida de la comunidad, la milpa y las semillas en una fiesta, es por eso que aquí se le llama “Fiesta de las Semillas Nativas”, en donde lo que convoca son las semillas, pero lo importante es la relación comunitaria con el maíz, sustento de nuestra vida.
Las Ferias y Fiesta de semillas se llevaran a cabo en los tres estados de la península de Yucatán, en donde como pueblo maya andamos nuestros pasos, en los meses de abril y mayo, víspera de las siembras de este ciclo agrícola, estos encuentros son; no solo espacio de intercambio y acceso a las semillas de la milpa, sino encuentros en donde se comparte la realidad de las distintas regiones y los modos de resistencia del pueblo, desde el modo más sutil y trascendental que tenemos como pueblo; la milpa. La resistencia desde la siembra de semillas propias, con técnicas en las que los abuelos son los mejores asesores, la resistencia desde el manejo del tiempo, el clima y el espacio; la milpa, la que nos asegura que permaneceremos como pueblo sí no olvidamos que lo más importante, no es el precio del maíz, sino lo que significa para nosotros los que somos mayas, la resistencia de seguir siendo pueblo.
En este contexto estos eventos son la antesala de la rebeldía, la rebeldía a un sistema agroalimentario que busca imponer sus  técnicas de producción industrial, sus semillas patentadas, sus fertilizantes y herbicidas químicos, su modo de extracción del agua, su falta de respeto por el suelo, la piel de la madre tierra. Después de estar en la fiesta de las semillas nativas, los campesinos regresan a sus comunidades y en abierta rebeldía a ese sistema, siembran sus semillas propias, con sus técnicas propias y su sabiduría heredada, en este sentido, la Fiesta de las Semillas Nativas se convierten en la demostración pública de una posición política, de abajo, anticapitalista, antisistémica.
Por otra parte, estos encuentros también son para recordar la importancia de la relación de respeto con Dios Papá-Mamá, para hacer practica y compromiso con las ceremonias que cobijan a la milpa, las ceremonias que son la relación de respeto con lo que nos rodea, un respeto reciproco, si respetamos seremos respetados, un respeto que es comunidad, en donde la naturaleza es también parte de esta comunidad, en estas ferias y fiesta de las semillas regresamos a la parte más profunda de nuestro corazón rebelde, en el que después de más 520 años seguimos realizando las ceremonias por las que los invasores nos persiguieron tanto y en algunos casos lo siguen haciendo, aquí la ceremonia maya no es protocolo, es vivencia.
Al inicio de las fiestas de semilla se realiza la ceremonia para pedir a los cuatro puntos cardinales que estas cumplan con su función de generar vida, es al mismo tiempo un compromiso de que se le darán los cuidados necesarios para que así sea y como cada ciclo que se inicia hay que cerrarlo, esta ceremonia nos lleva al cha’achak para pedir la lluvia, al sakab para pedir permisos y por ultimo al uajicool para agradecer por las cosechas, un ciclo de convivencia con la comunidad y con el creador, se recuerda en este evento la importancia de no alejarnos de nuestra espiritualidad maya, de mantener viva la relación de respeto con el creador y formador.
Cuando se intercambia una semilla, no solo se intercambia el grano, sino se va con ella un pedacito de la vida del campesino que la cultivo, pues con ella se lleva la sabiduría sobre cuando se siembra, en qué tipo de suelo, si requiere mucha o poca lluvia, si hay que poner la semilla en una posición particular o bien si para sembrarla tiene algún “secreto”, esos que solo se dicen a quien se tiene certeza de que sembrara la semilla, esto es también un intercambio técnico, productivo, pues al final es la comida y si hay suficiente comida, hay vida en abundancia.
La resistencia como posición política, la vivencia de la espiritualidad, y la sabiduría de la producción, estas son las tres piedras que avivan el fuego en los corazones de quienes organizan la Fiesta de Semillas Nativas en Hopelchén, estas tres piedras sostienen el comal para hacer las tortillas de la vida como pueblo. Debemos, a tiempo, recordar estas raíces, para que nuestros ojos miren otra vez que no tenemos por qué ponerle precio a algo que pertenece a todos, que no podemos poner precio cuando lo importante es mantener la vida de la milpa, porque la vida del pueblo no tiene precio, mucho menos cuando los que tenemos que pagar somos nosotros mismos.

ENCUENTRO INDÍGENA PENINSULAR

Posted in Autonomía y autosustentabilidad, Comunitariedad, Derechos on octubre 17, 2013 by Desde Abajo

Nosotros y nosotras, hombres y mujeres indígenas, venimos de diferentes pueblos de la península de Yucatán y del Distrito Federal, nos reunimos hoy en la comunidad maya de Hopelchén en el Estado de Campeche en el día de la “RESISTENCIA INDÍGENA” para compartir nuestras luchas, nuestros dolores y nuestra palabra de esperanza para nuestros pueblos, nos reunimos para decirle al mal gobierno que no  nos vamos a dejar ante tantas injusticias que se comenten en nombre del desarrollo de los pueblos, que no nos vamos a dejar ante el despojo de tierras, que no nos vamos a dejar ante la voracidad de las empresas que vienen a arrebatarnos la riqueza de nuestros territorios y la vida.
Nos reunimos en Hopelchén Campeche convocados por el Congreso Nacional Indígena, por la dignidad y por el espíritu que heredamos de nuestras abuelas y abuelos más antiguos, estamos aquí reunidos para compartir nuestro pensamiento representantes de las comunidades  Conhuas, Calakmul, Hopelchén, Ejido km. 120, Candelaria, Ejido Pejelagarto, Tinum,  Xkix, Suctuc, Crucero San Luis, Xkalot Akal, Xpujil del Estado de Campeche; del Estado de Yucatán: Ticul, Buctzotz, Maní, Chacsinkín y Mérida; y del Distrito Federal.
Compartimos nuestros modos de resistencia y platicamos sobre los caminos para fortalecer al Congreso Nacional Indígena, sobre las acciones que como pueblos podemos hacer para alcanzar la autonomía en los hechos con o sin reconocimiento legal, platicamos sobre cómo fortalecernos en las luchas y resistencias de los pueblos, ya que enfrentamos los mismos problemas.
Levantamos la voz para DENUNCIAR el despojo de nuestras tierras ejidales con diversas estrategias del mal gobierno y las empresas en toda la península, de cómo nuestras semillas nativas son amenazadas por las empresas transnacionales que nos la están robando y cambiando por los transgénicos que contaminan la tierra, la miel y a nuestros pueblos, DENUNCIAMOS la discriminación histórica de los pueblos mayas de la península que se traduce en la falta de reconocimiento de nuestros derechos reconocidos en la Constitución, DENUNCIAMOS que los programas emergentes que el gobierno implementa son solamente el reconocimiento de nuestra pobreza y una burla para nuestra memoria y dignidad, y que tiene como única finalidad dividirnos como pueblo, DENUNCIAMOS el hostigamiento y represión de los gobiernos Federal, Estatales y municipales en contra de los que luchamos por recuperar nuestra memoria, como es el caso de la compañera Sara López González de Candelaria Campeche por su lucha en contra de las altas tarifas eléctricas, DENUNCIAMOS la injusta prisión de los compañeros presos políticos de todo el país y en especial del Profesor Alberto Patishtan, DENUNCIAMOS el olvido y la marginación a la que estamos sometidos que se traduce en la falta de escuelas, de hospitales dignos y de medicamentos de calidad, así como la falta de caminos en buen estado para la comercialización de nuestra cosecha, DENUNCIAMOS que los intereses privados de los empresarios están por encima de las necesidades de los pueblos y que el gobierno defiende y es tiene parte de esos intereses, DENUNCIAMOS que el gobierno está realizando reformas a la Constitución con el único fin de privatizar lo que nos pertenece a todas y todos los mexicanos, DENUNCIAMOS que se está privatizando la educación, se está privatizando los recursos energéticos como el petróleo y la electricidad, con la consecuente alza de precios haciendo más grave la situación de nuestros pueblos, DENUNCIAMOS al gobierno represor de Enrique Peña Nieto y del gobernador de Campeche Fernando Ortega Bernés, DENUNCIAMOS el hostigamiento y los atropellos de la policía de Campeche a los compañeros de la comunidad de Conhuas, por su lucha en la defensa de sus derechos  territoriales y culturales.
Sabemos que lo que está pasando en la península de Yucatán es lo que está pasando en todo el país y el mundo, estamos en tiempos donde las empresas mandan según sus intereses y el gobierno obedece haciendo los cambios legislativos a la Constitución para beneficio de un grupo reducido de capitalistas.
Ante toda esta grave situación que nos afecta como pueblos indígenas de la península de Yucatán y preocupados por el futuro de nuestra vida como indígenas, nos organizamos para que nuestra voz se escuche en todos los rincones de estas tierras y

DECLARAMOS QUE:
1.    Las organizaciones y las personas que ya somos parte del Congreso Nacional Indígena (CNI) ratificamos nuestra adherencia y los que asisten a esta reunión y no forman parte del CNI por acuerdo consultarán en sus comunidades y organizaciones si se adhieren o no CNI.
2.    Lucharemos para alcanzar la autonomía alimentaria como campesinos e indígenas que somos y no venderemos nuestros productos a los empresarios, buscaremos caminos para la práctica del mercado solidario.
3.    Nos organizamos como pueblos para crear mesas informativas sobre los problemas que enfrentamos y sobre la política, además de distribuir la información que necesitamos saber sobre el tema de los derechos que todos tenemos como indígenas y que están escritos en los acuerdos de San Andrés Sakamchén de los pobres, Chiapas.
4.    Lucharemos por la autonomía de nuestros pueblos, para dejar de depender de las limosnas del  gobierno, como lo plantean los acuerdos de San Andrés Sakamchén de los pobres, Chiapas.
5.    Crear una red de comunicación entre los pueblos para mantenernos informados de las acciones que realicemos.
6.    Crearemos vínculos con otras organizaciones para compartir las experiencias y escuchar a los otros y solidarizarnos con los compañeros.
7.    Seguiremos viviendo según lo que dicen nuestros abuelos  y fortaleceremos nuestra identidad indígena.
8.    Estamos en contra de todas las reformas constitucionales en agravio de todos los mexicanos y que son parte del “Pacto por México”, que es una traición de todos los partidos políticos al todo el pueblo de México.
9.    Reiteramos nuestro apoyo a la lucha de los maestros ante los agravios que causa la reforma educativa en sus derechos laborales.
10.    Reiteramos nuestro apoyo a la comunidad de Candelaria Campeche por la lucha que sigue vigente en contra de las altas tarifas de electricidad.
11.    Ratificamos esta reunión del CNI región peninsular como un espacio donde confluyen las luchas y resistencias, donde nos solidarizamos como organizaciones y colectivos que estamos en pie de lucha, si tocan a uno nos tocan a todos.

POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS.
¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!

Congreso Nacional Indígena
Región Peninsular

Hopelchén, Campeche a 12 de Octubre de 2013

PRONUNCIAMIENTO

Posted in Derechos on septiembre 13, 2013 by Desde Abajo

11 de septiembre de 2013

A los medios de comunicación

Al gobierno del Estado de Campeche

A las maestras y maestros

A la sociedad civil en general

El día de hoy, cerca de las 6 de la tarde se llevo a cabo, en la ciudad de Campeche, un acto de REPRESIÓN en contra de maestros, padres de familia, jóvenes y niños que se encontraban manifestándose en contra de la Reforma Educativa, a las afueras del Palacio del Gobierno  Estatal y del Palacio Legislativo. El motivo de la manifestación y posterior plantón se debió al rechazo colectivo que existe en contra de la Reforma Educativa que daña los derechos laborales de los docentes y la economía de los padres de familia sin cambiar absolutamente nada de las razones medulares del estancamiento educativo nacional.

La solicitud de la multitud, posicionada ahora en la Plaza de la República, es el dialogo con las autoridades estatales, particularmente con el Gobernador, sin embargo esta demanda de ser escuchados fue ignorada completamente, siendo el ejecutivo estatal completamente incongruente con lo que minutos antes declaraba ante la prensa, diciendo que su gobierno priorizaba el dialogo, momentos después daba la orden de que  los antimotines replegaran a los maestros, golpeando a jóvenes, mujeres, niños, maestros y maestras y padres de familia que apoyan la causa. Ante estos hechos declaramos que:

Rechazamos todo tipo de violencia en contra de las personas que hacen valer su derecho constitucional de libre manifestación, por el simple hecho de exigir ser escuchados por las autoridades.

Denunciamos que al momento de la REPRESIÓN se encontraban en el lugar, niños y mujeres embarazadas que fueron víctimas de las acciones de los policías antimotines.

Denunciamos que el gobierno priista de Fernando Ortega Bernes es responsable de lo que suceda a la integridad de la población manifestante.

APOYAMOS la manifestación de rechazo a la llamada Reforma Educativa que atenta contra los derechos fundamentales de los docentes y la población en general. Y no ofrece cambios significativos a la estructura educativa.

EXIGIMOS la instalación inmediata de la mesa de dialogo solicitada por los maestros y sean atendidos por autoridades de primer nivel.

EXIGIMOS que se respete el derecho a la libre manifestación de los maestros para expresar sus agravios ante quienes atentan contra ellos, los niños y los padres de familia.

Como parte de la sociedad civil organizada, estaremos atentos ante los próximos sucesos, apoyando la protesta magisterial y exigiendo al gobierno estatal el respeto absoluto de los derechos humanos.

¡¡¡NO MAS REPRESIÓN!!!

¡¡¡VIVA EL MOVIMIENTO MAGISTERIAL!!!

Ka' Kuxtal Much Meyaj A.C.

5ta Feria de las Semillas Nativas

Posted in Complementariedad on abril 24, 2012 by Desde Abajo

“LA MILPA, LUGAR DONDE NACE LA VIDA”

La milpa es un tejido integral de relaciones, con la naturaleza, con la madre tierra, con la familia y ahí se encuentra también nuestra relación con Dios. La milpa es nuestra fuente de alimento, nuestra fuente de vida, por esta razón es que seguimos insistiendo en que la fortaleza de nuestras comunidades mayas será siempre la milpa, ese espacio de donde hemos tomado nuestros alimentos durante miles de años, ese espacio diseñado por nuestras abuelas y abuelos para el sustento y trascendencia de nuestro pueblo.

El principio de la milpa son las semillas, en la más variada diversidad, la milpa recibe a todas las semillas en su seno porque de todas ellas dependen nuestras familias, aunque siempre será el principal representante de este espacio el MAÍZ pues este grano eligieron los primeros creadores y formadores para hacer a la humanidad y nos toca a los hombres y mujeres de maíz mantener este equilibrio en el que fuimos creados.

Ahora para los que creemos en la maravilla de la milpa, en la necesidad de las semillas y que fuimos creados de maíz, la lucha es difícil, pues luchamos contra la apatía de muchos que están abandonando la milpa por el monocultivo y se olvidan de la diversidad, luchamos contra el olvido de diversidad, las semillas nativas que se están desplazando por las semillas hibridas o peor aún, por las semillas transgénicas.

Por esta razón y para cultivar la esperanza de que un mundo de vida buena es posible, la organización indígena:

INVITA

EL DOMINGO 6 DE MAYO

A LA 5ª FERIA DE SEMILLAS NATIVAS

EN XCALOT AKAL, HOPELCHEN, CAMPECHE

La feria dará inicio a partir de las 9 de la mañana y la intención será que todos y todas aquellas productoras que cuenten con semillas nativas puedan exponerlas para intercambiarlas o venderlas a precio justo.

El programa:

  • Registro de participantes y semillas

  • Ceremonia de bendición de las semillas

  • Explicación del sentido de la feria e importancia de la milpa

  • Afectación de los transgénicos a la zona de Hopelchén (realidad y acciones)

  • Momento cultural

  • Intercambio y venta de semillas

  • Comida

Los invitamos a todos y todas con el corazón lleno de esperanza en que este sea un espacio de convivencia y de construcción de un mundo mejor mejor…

La búsqueda

Posted in Espiritualidad on julio 15, 2011 by Desde Abajo

Te busco desde hace siglos, escondida bajo las piedras de los templos sagrados, rascando el olor de las costras secas de sangre mancillada, escondida en la sangre de mi sexo violentado y fecundo, negada en los ojos de los niños sin futuro, abrazada al dolor de los hombres desvirtuados, hace siglos que te busco pero he olvidado tu rostro.

He buscado tanto tiempo que el recuerdo de tu mirada clara se palidece, sólo una tenue luz moribunda vive en mi memoria, sé que adoras la belleza y sencillez de vivir a la sombra de una palapa comiendo el fruto de la tierra que te purifica las manos y bailando bajo las gotas de la lluvia sagrada con el palpitante tunkul: corazón de la tierra, sé del amor con que acoges al mundo en un abrazo, sé del respeto que ofrendas a tus hermanas y hermanos aún que sean diferentes de ti. He buscado tanto tiempo y he olvidado escucharte en la voz de los pájaros, los cenotes y los montes.

Hace siglos te busco desde la idea que he creado de ti, me enamore de ti sin amarte, porque cuando me llamaste sonriente a vivir siendo tu reflejo escondí la mirada avergonzada, cuando abriste tu corazón con las palabras llamando a la verdad mi silencio mintió desdeñoso y cuando invitaste indignada a parar con el abuso permanecí sentada mientras tu caminabas, desde entonces te he buscado desde la mirada de mis ojos turbios y he olvidado tu nombre.

He buscado tu imagen en las palabras bellas, en las palabras sabias, en las palabras buenas, en las palabras fuertes y tampoco estabas, ahora sé que te encuentras en el acto de ellas, sin ruido y sin soberbia, te llaman justicia, te llaman libertad, te llaman vida, te llaman amor pero tu nombre es tan grande que no se puede pronunciar en palabra, tu rostro y tu nombre caminan y cambian, penetran y transforman…

Te he buscado tanto tiempo que he olvidado que estás siempre y nunca omnipresente pidiendo ser abrazada para vivir en todo momento tu belleza y sencillez ancestral.

El valor de la palabra: enseñanza de nuestras abuelas y abuelos

Posted in Comunitariedad on julio 12, 2011 by Desde Abajo

Hace unos días me encontré con un amigo, que tristemente me contó que había hecho un trato verbal con un comerciante, en el que le pagaría tres mil pesos a cambio de un servicio, cuando mi amigo regreso a hacer su pago se encuentra con la sorpresa de que el monto a pagar era de diecisiete mil pesos, desde luego a favor del comerciante. Enojado le reclamó por haber roto el acuerdo, sin embargo se comprometió a cubrir la totalidad que el comerciante le exigió. En ese momento pensé ¿Qué le motivo a cumplir con algo que no había sido pactado? ¿Por qué no mejor acudir a presentar una demanda por incumplimiento de contrato? Pero olvidé que el acuerdo era verbal y que para las autoridades sino está por escrito no tiene validez ¿Cuál incumplimiento de contrato si no había nada por escrito…?

La palabra era y es muy importante en nuestra cultura, se la representa con una figura en forma de caracol o de remolino de viento surgiendo de los labios.

La palabra era y es muy importante en nuestra cultura, se la representa con una figura similar a un caracol o a un remolino de viento.

Pensando un poco más en lo sucedido, recordé que para los que somos indígenas la palabra tiene un valor importante, vale por sí misma, “dar tu palabra” decimos. Los abuelos dicen que una vez que iniciamos un camino, hay que terminarlo, aunque a la mitad del mismo nos arrepintamos, el compromiso es terminar con lo iniciado. Este valor hizo que mi amigo concluyera con el trato, el valor de la responsabilidad.  Aquella responsabilidad adquirida y no la dada.

Si este valor estuviera presente en nuestra vida diaria, ¿cómo sería nuestra sociedad? Imaginemos una sociedad en dónde todos y todas nos responsabilicemos de cumplir con nuestros compromisos, un gobierno que asuma como compromisos sus promesas de campaña, no habría necesidad de reprimir a quienes exigen los derechos si el estado además de reconocerlos los garantizara.
Cada uno y una de nosotros y nosotras, que nos relacionamos con otros y otras, que formamos parte de una sociedad adquirimos alguna responsabilidad, con nosotros mismos, con nuestra familia, con nuestra comunidad, con lo que nos rodea, pero nos hemos olvidado de esa responsabilidad, no solo de aquella que contrajimos con nuestros hermanos y hermanas, sino también con el entorno del que somos parte, con los animales y otros seres vivos con los que compartimos este espacio común que es la madre tierra.

Nuestras abuelas y abuelos comprendieron que la palabra es el espejo de nuestra existencia.

Nuestras abuelas y abuelos comprendieron que la palabra es el espejo de nuestra existencia.

Sin embargo la realidad es que este valor como muchos otros se han estado perdiendo, habrá que pensar en el tipo de sociedad que queremos y reencontrarnos con aquellos valores de nuestra cultura y que sean éstos los pilares para construir esa sociedad que buscamos para vivir en armonía.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: